martes, 5 de octubre de 2010

LAS CHICAS QUIEREN CHÁS CHÁS El cola-less irrumpió en 1984 como una tendencia estival que se instalaría para siempre entre las argentinas. ¿Su embajadora? Papina Fabri. Corría el verano de 1984. Revista Gente cubría la temporada, como es habitual. De pronto, colas, tangas mini, irreverencia curva. Papina Fabri desafiaba con inocencia y mostraba algo nunca visto hasta ese momento: un traje de baño más ajustado de lo habitual. La toma fotográfica, que concitó toda la atención de la edición del 1 de marzo de ese año, generó polémica. De Punta del Este la furia se trasladó a las costas locales. Los más conservadores pusieron el grito en el cielo y los púberes celebraron con la misma fruición (y frotación) que los maduros. Florencia Canale, Patricia Sarán... Basta con acercarse a cualquier atmósfera veraniega para confirmar que al asunto del cola-less todavía le queda mucha tela para cortar.

2 comentarios:

MAN COPADO dijo...

Por dios la cola De Monica Ganzaga!!! cuando se desmayaba en el escritorio de Lanata y de casualidad quedaba apuntando a la camara..... que budin!!

Anónimo dijo...

le queda lindo el colaless a Dady Brieva!