miércoles, 7 de abril de 2010

EL PRECURSOR DE MANNEQUIN Juan Emilio Guidobono le puso el cuerpo al maniquí viviente de Tienda Muñoz. La campaña, dirigida por Eliseo Subiela, hizo estragos en la tele y en el cine y fue elegida como ícono de la publicidad argentina.

Juan Emilio Guidobono fue el protagonista de una de las perlas de la industria publicitaria local. En 1983, sus mohines se grabaron a fuego en las retinas de los espectadores y los televidentes argentinos. Tienda Muñóz lo contrató para ser su imagen viva. "La historia comenzó en New York City, disco emblemática de los 80s", relata Guidobono. "Ahí me vio actuando Cristina Muñóz y me convocó para hacer de mimo en la sastrería, como se hacía en New York por aquellos años. Le propuse una idea mejor: hacer de maniquí. La idea le encantó. A partir de ese momento me encerré tres horas diarias durante una semana en el tercer piso de la sastrería, para estudiar los rasgos, los movimientos y las articulaciones de los maniquíes. Cuando ya tuve incorporados esos datos comencé a escribir historias que después desarrollamos en las vidrieras de todo el país. A partir de esa experiencia nació el guión de los cortos publicitarios, cuyo director de cámaras fue nada más y nada menos que Eliseo Subiela, y Oscar Mulet como maquillador. Recorrimos toda la Argentina con el personaje de Muñóz, hasta que decidí que ya era hora de hacer algo distinto y me avoqué a la televisión".
A través de Facebook, Juan Emilio recuerda anécdotas de aquel rodaje: "Cuando filmamos la segunda pieza, en la estación de tren, yo estaba desnudo y quieto, listo para filmar. Una señora bajó del tren y me dijo que ya me iba a poner bien, que Dios me ayudaría a salir adelante, ja ja ja; pensó que me estaban llevando a un hospital en el carro de equipajes". Los recuerdos siguen y Juan Emilio nos transporta al microcentro porteño: "Mientras actuaba en la vidriera de Esmeralda y Diagonal Norte, algunas personas me hacían muecas para ver si lograban hacerme reir...". Fueron años gloriosos para el artista, quien destaca que la campaña ganó un premio en el Festival de Venecia y obtuvo nominaciones especiales en el Festival de New York. La campaña de Muñóz, "Escarpines" (Crespi) y los cortos de L&M, protagonizados por la dupla conformada por Claudia Sánchez y Nono Pugliese, fueron elegidos como íconos de la publicidad argentina. "¡En el cine, la gente aplaudía!", se emociona Guidobono, artista multifacético y mentor de las T-Nellys, las bailarinas flúo de la troupe de Marcelo, allá por los noventa.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

pero que mal gusto°°°

ALE LAVALLE dijo...

ANONIMO, EXPLAYATE

Anónimo dijo...

La estética ochentosa

ALE LAVALLE dijo...

JAJAJA. LO QUE ES CONTRADICTORIO ES TU VUELTA A ESTE ESPACIO. DIGO, SI FUERA DE MAL GUSTO YO NO VOLVERÍA...

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTES LOS 80'S.....EL QUE NO LOS VIVO NO SABE LO QUE SE PERDIO. SUE STETICA VUELVA CONSTANTEMENTE. UNA EPOCA IRREPETIBLE Y LLENA DE TALENTOS POST 70'S.......
MUY BUENA IDEA!!!!!!

Anónimo dijo...

Yo no digo que ty blog sea de mal gusto. Los80 son un mal un gusto. Una época ni fu ni fa, insulsa, agarrada del ala de los 70 y esperando que el año 2000 llegara.
Con canciones TAN INSULSAS como 2with or without you" y grasadas al por mayor como MADONNA

La Flor de la Mafia dijo...

uyyy siiiiii me re acuerdo de esta propaganda.....uyyyyyyyyyyy.............cuantos años......
............
uyyyyyy..........
me deprimi

Mono Majestuoso dijo...

Muy bueno lo tuyo! Agrego tu link a mi blog si no te molesta ;)

Anónimo dijo...

GENIAL ESTE COMERCIAL..FUE MUY BUENO VOLVERLO A VER