sábado, 19 de marzo de 2011

PFFFFT... El aerosol y el graffitti conformaron un tándem que durante los ochenta cobró más fuerza que nunca a la luz de la incipiente democracia y su consecuente efusividad de proclamas.

4 comentarios:

Paula dijo...

grosos los grafitis
lastima que a veces arruinan el frente de una casa jeje

ALE LAVALLE dijo...

PAU, ES CIERTO. EN LOS OCHENTA ERA COMUN VER A VECINOS LIMPIAR SUS FACHADAS IMPREGNADAS.

irene dijo...

Los Vergara (los hermanos Korol) son de esa época, te acordás?

ALE LAVALLE dijo...

ES CIERTO, GRACIAS POR LA DATA IRENE! SALUDOS