viernes, 29 de mayo de 2009

LATE NITE Las medianoches televisivas de los ochenta tenían ese no se qué, ¿viste?
El negocio estaba en conseguirse un sponsor, presentar una peli y tirar una crítica que sonara creíble y profunda. Kenia Sharp Club y Aurora Grundig competían por el podio de las trasnoches más vistas. Las películas que los buhos consumían por desvelo o por aburrimiento ocupaban las horas de los años en que la televisión abierta era la única opción, o al menos la accesible para quienes no tenían más que el quinteto de canales que la antena de la terraza, gauchita, captaba con bondadosa fidelidad. Más tarde llegaría el boom del video club y la masificación del cable.

3 comentarios:

TaitaPop dijo...

No habia uno que lo presentaba CHESTERFIELD?

Genial el recuerdo del Kenia Sharp Club!!!

TaitaPop dijo...

DIOS!!!! Que manera de hablar al pedo el tipo!!!!

Archi dijo...

Hay, que recuerdo por Dios!!!!!
Me acuerdo "patente" de esa época. Era chico y vivía en Entre Rios con mi familia y siempre miraba el programa.
Que buena época esa.
Gracias por el recuerdo.
XX