miércoles, 5 de marzo de 2008

NO HAY MERIENDA, SI NO HAY CAPITÁN Alberto Olmedo no necesita prolegómenos. Y Blogochentoso quiere homenajearlo.
Alberto Olmedo era el hombre de las mil caras. Capitán Piluso, Manosanta, Rucucu o simplemente Alberto. Su cariz y el ángel que tenía lo llevaron al podio de los grandes del humor argentino. Comenzó su carrera cómica por casualidad. En su juventud trabajaba en Canal 7 como productor. Durante una cena realizó una improvisación tan genial que uno de los directivos de la emisora le ofreció actuar en un programa. A partir de allí, la tele, la publicidad, el cine, el teatro. La gloria. Hace exactos 20 años, el Negro voló al más allá, como cantaba otro rosarino: Fito Páez.
LIC. ALE LAVALLE

7 comentarios:

Rosarioso dijo...

Gracias Ale por homenajear a este grande de mi ciudad Rosario, un argentino ejemplar, que se merece más que un monumento, un lugar en nuestro corazón!!!!

Saludos

Christian dijo...

Que lindo ver al negro. Yo era chico esa mañana del Maral 39, pero recuerdo el momento. Recuerdo el revuelo y también sentí angustia porque miraba el viejo "No toca botón" casi religiosamente.
Hoy lo miro y descubro lo que a esa edad no veía. Un artista de la hostia! un atrevido, un renovador.
Bonito homenaje!

Besos para vos Ale

Chris

Germán dijo...

Muy buen Blog,che te felicito.

JOTAELE dijo...

Recuerdo con naftalina el mio:
alla por el 62 yo miraba a Piluso y Coquito cuando llegaba del jardin y tomaba la mamadera....jajaajajja

Oscar M dijo...

Tenia cuatro años cuando veía al Capitán Piluso y a Coquito.
La dupla con Jorge Porcel, impagable...
Saludos...

Fabio dijo...

Buenisimo
tu blog me ha hecho recordar monton de cosas.
La put... que a veces duele estar lejos
salu2

Cookie dijo...

Aguante el Negro!!

Me encantó el blog.